¿Almacenas de forma correcta los medicamentos en tu hogar?

Cuando almacenas bien los medicamentos en casa, te aseguras de cuidar tu bienestar y el de tu familia.

Los medicamentos son una mezcla de compuestos con propiedades terapéuticas que buscan tratar o prevenir enfermedades. Estos compuestos pueden ser sensibles a la luz, cambios de clima o contacto con el medio ambiente, por esta razón guardarlos de la manera correcta y en el lugar adecuado dependerá mucho de que el medicamento haga el efecto esperado en la persona que lo consuma.

Los medicamentos se deben guardar en un lugar fresco y seco cuando la información en la etiqueta incluye la siguiente leyenda: "almacenar a temperatura no mayor a 30°C en su envase y empaque original". El baño no es el lugar más adecuado, ya que las duchas con agua caliente generan vapor de agua y aumento de la temperatura que pueden alterar los medicamentos. La cocina también es un lugar que puede ser húmedo y con cambios en la temperatura por la cocción de los alimentos, es por esto, que se recomienda guardar en mesas de noche o cajones que no tengan exposición directa a la luz solar. Y si vivimos en climas cálidos, se debe revisar cuál es el lugar más fresco de la casa para el almacenamiento.

Para los medicamentos que requieren refrigeración, no almacenarlos en la puerta de la nevera, ya que es el lugar con mayor variación en la temperatura. Recuerda también no congelar los medicamentos si no lo recomienda el fabricante, esto podría dañar completamente el medicamento.

Almacenar los medicamentos en pastilleros y recortar con tijeras de forma individual las tabletas no es recomendado, porque se pierde información de lote y fecha de vencimiento. La fecha de vencimiento te permitirá identificar el mes y año hasta que puedes tomarlo; y además, cuando los almacenamos en pastilleros, el medicamento queda expuesto al medio ambiente y algunos son sensibles al aire y pueden deteriorarse.

La mejor práctica es mantener siempre los medicamentos en su empaque original y una vez estén vencidos o consumidos parcialmente llevarlos a los sitios de recolección autorizados, que se encuentran en farmacias, hospitales, centros comerciales y universidades de tu ciudad, de esta manera contribuyes al cuidado del medio ambiente.

Siempre ten en cuenta guardarlos en un lugar seguro que no esté al alcance de los niños o mascotas. Siempre revisa la información en la caja y/o etiqueta, ya que, allí, los fabricantes dan las recomendaciones de almacenamiento.

Recuerda no usar los medicamentos después de la fecha de vencimiento, ya que en algunos casos se pueden presentar efectos adversos no deseados o no lograr el efecto terapéutico esperado. 

Adoptar estas sencillas prácticas, te permitirá conservar la calidad de los medicamentos, durante el tiempo de tu tratamiento y con la adecuada administración lograr que el uso que le estas dando sea seguro para ti y tu familia.

¿Quieres ser patrocinador de nuestros eventos?

Haz clic aquí
Familia